Hifu

Hifu

HIFU es un tratamiento no invasivo que consiste en aplicar un haz de ultrasonido de alta frecuencia en la piel de la zona afectada para remodelar el tejido. Se realiza mediante ablación térmica. La ablación térmica, explicado brevemente, es un proceso médico en el que se utiliza calor para extirpar un determinado tejido. Realizando este tratamiento solo quedan afectados los tejidos que se desea, los colindantes no sufren ningún daño.

Beneficios HIFU

A continuación detallamos cuáles son los principales beneficios de HIFU:
  • Es apto para todo tipo de pieles, sin importar el tono y sin causar lesiones en las pieles blancas o muy morenas.
  • Puede aplicarse en cualquier estación, incluso en verano. Esto se debe a que este tratamiento no es fotosensibilizante.
  • Mejora la piel, tanto su elasticidad como su tersura.
  • Sus resultados son claros y rápidos, parecidos a los que se pueden obtener tras procedimientos quirúrgicos.
  • Se necesitan muy pocas sesiones para notar sus efectos, unas 3 más o menos. Aunque este número de sesiones puede variar en función de la zona a tratar y de la grasa localizada del paciente.
  • Destruye los adipocitos de forma definitiva, aunque eso no significa que no puedan salir unos nuevos.
  • Tal y como hemos mencionado, es un tratamiento no invasivo, por lo que cualquier paciente puede incorporarse a su rutina de inmediato.

Tratamiento con HIFU

En tan solo una sesión es posible ver resultados, aunque lo más habitual es verlos pasados 6 meses. La duración de cada sesión puede oscilar entre los 30 minutos y las 2 horas, en función de la zona tratada y de la cantidad de grasa localizada o flacidez de la persona.