Fotorejuvenecimiento en Madrid

IPL Fotorejuvenecimiento 

 

 

IPL (Luz Pulsada Intensa)

Es una tecnología que data de 1994. Permite corregir una múltiple variedad de afecciones dermatológicas y cosméticas. El principio de funcionamiento de la Luz Pulsada Intensa es la Fototermólisis selectiva: disparos de luz a través de una lámpara de xenón que penetran en la piel y actúan sobre la melanina de la piel y el vello. La lesión a tratar se calienta y se destruye en pocos milisegundos, sin dolor y sin producir efectos adversos en los tejidos sanos para mejorar gradualmente la tonalidad y textura de la piel, eliminar las manchas, rojeces, poros dilatados, arrugas finas y dar luminosidad.. La IPL actúa en el espectro visible y por lo tanto no produce ningún efecto secundario, ya que no modifica la estructura celular. A diferencia de los equipos de láser, que tienen una única longitud de onda, la IPL puede ser programada específicamente para tratar una lesión determinada, ya que posee varias longitudes de onda (600-1200 nm).

Aplicaciones:

Fotodepilación.

Tratamientos dermatológicos:

   1. Contraer y tensar los poros.

   2. Remover acné.

   3. Remover lesiones vasculares faciales (Telangiectasia).

   4. Rejuvenecimiento de la piel, remover arrugas, o defectos faciales

Tratamientos Dermatológicos

El envejecimiento del rostro se debe al efecto acumulado a lo largo de los años de la luz ultravioleta, y se manifiesta en forma de cambios de la coloración (manchas oscuras o léntigos, rojeces, arañas vasculares, amarilleamento), pérdida del tono y pequeñas arrugas en las zonas más expuestas a la luz. Hasta ahora era preciso tratar cada una de estas manifestaciones por separado, con los numerosos procedimientos cosméticos o con los láseres existentes. Incluso con los láser el tratamiento no era global: hay láseres para manchas, otros para rojeces o telangiectasias, peelings de diferentes profundidad ese incluso tratamientos más resolutivos, como el laser-resurfacing, que aunque son eficaces requieren de un período de recuperación determinado. La necesidad de este tiempo de recuperación es el motivo por el que muchos pacientes rechazan este tipo de soluciones, ya que no les permiten integrarse de forma inmediata a sus obligaciones sociales y laborales.

El IPL (también llamado láser frío) es un moderno sistema de rejuvenecimiento facial que emite un haz de luz similar al del láser pero mucho más versátil ya que puede modificarse según el tipo de problema a eliminar, su profundidad y la piel de la paciente. El fotorejuvenecimiento con IPL trata a la vez toda la superficie de la cara, manos, escote, en lugar de hacer sesiones por separado para cada zona aislada del rostro o para cada imperfección cutánea específica. De esta forma se consigue un resultado más uniforme y un aspecto más fresco y juvenil. El tratamiento completo consiste en alrededor de 5 sesiones en cada una de las cuales se marcan unos objetivos de resultado (por ejemplo las primeras se aplican para la eliminación de lentigos y rojeces y en las ultimas se estimula el colágeno dérmico para minimizar el poro, dar frescura y firmeza a la piel). Cada sesión dura unos 20 minutos y deben repetirse cada tres o cuatro semanas.

 

 

 

 

Información sobre formación y tratamientos personalizada aquí