Cómo preparar la piel para el verano

El verano está a la vuelta de la esquina y si, nos morimos de ganas de sol, broncearnos y… ¡vacaciones!

Todo suena muy bonito, pero hay que tomar ciertas precauciones y prevenir la piel para que los efectos del sol en la piel no pasen factura. Por eso, hoy os queremos dar 5 consejos infalibles para prepararnos antes del verano:

  1. Limpieza facial – exfoliación

Lo primero que debemos hacer es limpiar la piel correctamente y eliminar todas aquellas impurezas a las que está sometida a diario, sobre todo en el invierno cuando no se “muestra” tanto y la descuidamos un poco. Por ese motivo recomendamos las limpiezas de auto-regeneración personalizada según la estación del año. Lo importante es que te deshagas de las células muertas y dejes espacio para la piel nueva.

micro-parpados

  1. Hidratación

Una vez tengamos la piel libre de impurezas lo que hay que hacer es hidratarla bien. Hay que realizar una hidratación de la piel cada vez que uno lo sienta necesario. La crema hidratante es indispensable para que no se reseque y pierda su luminosidad natural, y es recomendable aplicarla tanto por el día cómo por la noche. No solo es necesario hidratar la piel con cremas, es importante beber agua y evitar otras bebidas, que perjudican la piel, como el alcohol.

piel verano

  1. Dieta adecuada

Una piel sana se consigue comiendo bien, y el verano es la época perfecta para mejorar nuestra dieta. Reduce el consumo de azúcar y de alimentos procesados o refinados, ya que alteran los niveles de azúcar en sangre y, por lo tanto, favorecen el envejecimiento prematuro. Come muchas frutas y verduras en ensaladas, al vapor, crudas, o como parte de algún plato elaborado. No solo es bueno para la piel, también lo es para una buena salud en general, y lo que todos queremos en verano… ¡Mantener la línea!

verano

  1. Previo bronceado UV

Adquirir color antes de lanzarte al mar o a la piscina. ¿Cómo? Con un acercamiento gradual a los rayos UV. Y, para ser sinceros, a todos les gusta llegar a la playa con algo de color previo, para no parecer un fantasma. Para ello, añade algunos minutos de sol a tu rutina diaria. También y lo más importante, evitaremos ponernos como un tomate el primer día de playa y las quemaduras del sol en la piel, ya que tenemos una base previa y nuestro cuerpo está preparado

rayos UV

  1. Protección ante la exposición

Y cuando nos vamos aproximando al verano y el sol aumenta su intensidad, debemos protegernos con factores solares, y no solo cuando nos tumbamos de cara al Lorenzo, el sol está presente cuando caminamos por la calle y a diario, por eso es importante proteger la piel cada día. Sobre todo, en la cara, podemos usar cremas con protección e incluso maquillaje.  Es muy importante la protección en la piel para evitar muchas consecuencias, enfermedades e incluso el envejecimiento prematuro de la piel.

¿Cómo cuidas tu piel en verano? ¡Cuéntanoslo!

En Baobá Belleza estaremos encantados de atender tus dudas.